Contra les muros húmedos !
Isolación capilar a base de caucho y resina sintética

Barrera capilare para parar la humedad ascendiente

Información sobre el producto

Gracias a su composición equilibrada de materiales de impregnación, resinas sintéticas, aceites especiales CavaStop 300 es una barrera capilar de larga vida que permanece elástica y es prácticamente indescomponible.

Las barreras capilares CavaStop 300 no son barreras capilares de silificación química que petrifican después de secarse y a consecuencia forman grietas debidas a las vibraciones del terreno o mediomabientales. Las barreras capilares CavaStop 300 son resistentes contra los rayos ultravioletas y las heladas así como contra las influencias ácidas y alcalinas. CavaStop 300 ofrece alta elasticidad y dureza. Como todos los demás medios hidrófugos para el recubrimiento de poros y capilares, las barreras capilares CavaStop 300 no son apropiadas como juntas herméticas al agua de presión.

Aplicaciones

sótanos - cimientos

Aplicable en todos los materiales minerales de construcción, en arenisca calcárea - ladrillo - piedra de arenisca - hormigón de gas - piedra de mampostería, etc.

Métodos de empleo

El enlucido viejo y suelto con sales etc. se quitará a unos 50 cm por encima de la parte húmeda visible. Este trabajo se podrá efectuar también una vez inyectada la barrera capilar. Según cada característica de construcción se efectuarán las respectivas perforaciones necesarias en conformidad con las prescripciones para el empleo de CavaStop 300. Después se limpiarán los taladros y los cartuchos se llenarán de CavaStop 300. Una vez vaciados los cartuchos completamente, se sacarán los mismos y las perforaciones de taladro volverán a cerrarse con mortero de cemento o materiales similares.

Uso

Bajo condiciones normales, las barreras capilares CavaStop 300 contra la humedad ascendiente se colocarán a unos 10–15 cm aprox. por encima del suelo, en caso de perforar los taladros desde el interior. En caso de taladros exteriores se colocarán a unos 10–15 cm aprox. por encima del terreno o bien directamente debajo del techo del sótano.

Las distancias entre las perforaciones dependen del espesor del muro y de su respectiva consistencia así como de la cantidad de material. Estos datos figuran en el cuadro y el diagrama de taladros, el ángulo de taladro es de 40°, con inclinación hacia abajo, el diámetro de taladro es de 16 mm, la prufundidad de taladro de 5 cm aprox. hasta el extremo del muro. Dichos taladros se llenarán con CavaStop 300 simplemente por medio de los cartuchos con sus toberas de salida. Durante el empleo y cierto tiempo después habrá que observar la buena ventilación. La reacción del material con la mampostería ocurrirá entre 4 a 10 semanas después. En un muro de un espesor de 36 cm aprox, el tiempo de secado será p.ej. de 18–24 meses.