Contra les muros húmedos !
Isolación capilar a base de caucho y resina sintética

Los daños por humedad superficiales y en las aperturas de la mampostería las consecuencias y medidas para un saneamiento eficiente

            2.5.4) Procedimientos que combinan la resina sintética con el caucho

1. Orígenes, análisis

¡Los muros y sótanos húmedos espantan a todos los propietarios de casas! Ya que con la mera inspección visual y/o tocada con la mano no es posible determinar la repartición de la humedad, es imprescindible que tales daños sean tratados por parte de una empresa especializada que dispone de las técnicas de medición necesarias.

El saneamiento de los edificios antiguos representa una serie de problemas que han de ser estudiados y determinados mediante un competente analisis de los deterioros que también se exige para los edificios nuevos salvo que en ellos se hubiera procedido inmediatamente a instalar la debida isolación primaria. Ante todo hace falta determinar la clase de daños:

  • humedad ascendiente o por penetración lateral;
  • penetración de agua en los sótanos (aguas a presión, aguas de los mantos acuíferos);
  • punto de rocío a nivel de la mampostería (agua de condensación)
  • humedad higroscópica debida a las sales.

Las consecuencias de tales daños son, entre otras, destrucción de las piedras, desmoronamiento del mortero, desportilladuras de revoque y pintura, eflorescenia de sales, degradación del clima ambiental, molestías por malos olores, gastos elevados de calefacción y riesgos para la salud por la formación de hongos.

En caso de una isolación faltante, los capilares de la mampostería siempre absorben humedad. Por este motivo, también las sales disueltas en el agua del terreno podrán penetrar en los muros causando unos deterioros graves. Principalmente se trata de nitratos, sulfatos y/o cloruros, comúnmente conocidos como salitre. Debido a la propiedad de dichas sales de absorber y ligar el agua y la humedad del aire se cierra el círculo vicioso:

La humedad penetra, las sales entradas se depositan, después de una fase de secado a condición del tiempo se conserva el efecto higroscópico de las sales, de manera que al haber humedad nuevamente son absorbidas unas cantidades considerablemente mayores de líquido, etc., etc. Para dar un dato más preciso todavía: 8 gramos de sal pueden ligar hasta 1 litro de agua.

Los muros húmedos en los edificios antiguos sin sótanos se deben a la falta o el deterioro de barreras horizontales. En estos casos la humedad puede ascender en los muros por el efecto capilar de los materiales minerales de construcción - ¡hay que instalar una nueva barrera horizontal! Si el revoque de tales edificios está cargado de eflorescencias de salitre hace falta quitarlo y sustituirlo por un enlucido de saneamiento.

Con frecuencia uno se encuentra en los sótanos de los edificios antiguos con que la humedad penetra lateralmente. En estos casos es recomendable descubrir la mampostería y proveerla con una isolación exterior (como p.ej. el recubrimiento espeso de betún) así como con una protección suplementaria de rellenado.

Y, los trabajos de saneamiento muy diversos y costosos serán condenados al fracaso si las reglas bién conocidas de la migración de humedad no son consideradas. Exclusivamente el asesor técnico de una empresa especializada de reputación tiene las capacidades de proponer e iniciar un saneamiento óptimo con todas las medidas necesarias previo análisis de los deterioros.
 
 
 
El cambio de la mampostería con la inserción de nuevo cartón embetunado, láminas de plástico o metal es una medida segura siempre y cuando se ejecute debidamente. Los riesgos consisten en el peligro de las posibles consecuencias (sentamientos). Los gastos son elevados. Es imposible usar los ambientes y partes del edificio resp. mientras duren los trabajos.
 

2.2 Hincar chapas de acero
Las posibilidades para hincar chapas de acero son limitadas. Solamente es posible hacer estos trabajos en las mamposterías con llaga horizontal contínua, la propia barrera horizontal queda por encima del nivel del suelo. En este caso se requieren otras medidas acompañantes para sanear. Al hincar las chapas de acero la mampostería sufre de una carga (acción mecánica). Aquí pueden producirse asientos del terreno posteriores. Además, entre las clases de chapa existen grandes diferencias de calidad (protección anticorrosiva), desde las sencillas chapas en acero al cromo hasta las chapas de acero tipo VA.
 

2.3 Técnica de serrar los muros
Este método consiste en una separación completa de la mampostería, inserción de láminas para impermeabilizar, la mampostería se asegura con cuñas y a continuación las cavidades se unen a presión. En caso de efectuar los trabajos incorrectamente existe el peligro de asientos del terreno. Aplicar la técnica de serrar requiere muchos esfuerzos a pesar de que se realice conforme a las reglas del sector y hacen falta otras medidas acompañantes. El empleo de sierras de cadena en widia es únicamente posible en los muros provistos de una llaga horizontal contInua. Para la mampostería de piedra de cantera y las mamposterías irregulares (mamposterías mezcladas) se requieren cables de diamante.
 
Back to Index

2.4 Procedimientos eléctro-osmóticos
Previo su aplicación, los procedimientos eléctro-osmóticos requieren unos estudios amplios y muchos esfuerzos: análisis especial de las sales, verificación del tipo de muro, probar la existencia de cables eléctricos en la región de muro a sanear, tuberías de agua, y otras, asi como comprobar la existencia eventual de metales o hierros, etc. Para los criterios anteriormente enumerados la aplicación de los procedimientos eléctro-osmóticos es limitada o imposible.

Los procedimientos eléctro-osmóticos no sirven para secar la mampostería, sino solamente para deshumedecerla constantemente. En caso de una falta de corriente eléctrica se parará el proceso de deshumectación.
 

2.5.2 Método de silificación
Las composiciones de vidrios solubles y silificaciones no pueden penetrar sino en las mamposterías con poca humedad. La densidad de este material es mayor del 1,0. Estos materiales son hidrosolubles, diluibles en agua y por lo tanto limitados en cuanto a su capacidad de fluencia. El tiempo de reacción de las composiciones de vidrios solubles es muy corto.

Además, los materiales en referencia son muy sensibles a la helada. Los taladros han de tener un diámetro de 28 mm aprox. Para la piedra de cantera, el ladrillo perforado, el ladrillo aplantillado u otros no es recomendable la silificación. En estos casos las cavidades habrían de rellenarse primeramente con fango para los taladros de perforación. Igualmente, habría que comprobar la necesidad de mojar los muros primeramente con una solución calcárea.

Además, los materiales indicados están sujetos a una mineralización que les endurece. Esto significa que las vibraciones o movimientos de sentamientos podrían causar de nuevo unas grietas capilares y la humedad ascenderá nuevamente. También existe el peligro (según la respectiva composición química de las sales en la mampostería) de mayores eflorescencias posteriores.

 
 
2.5.3 Inyecciones de resina sintética

2.5.4 Procedimientos que combinan la resina sintética con el caucho
Las inyecciones de mezclas atóxicas de resina sintética y caucho con disolventes sin sustancias aromáticas (los hidrocarburos dañinos de los aromáticos fueron extraidos) brindan unas ventajas esenciales.

Debido a su densidad inferior al 0,9 se alcanza una alta capacidad de fluencia en las grietas capilares más finas, incluso a un grado de humedad de la mampostería superior al 50%.

Dicha barrera de resina sintética y de caucho es aplicable tanto en las piedras de cantera como en los ladrillos perforados, aplantillados, huecos, etc. No hace falta rellenar las cavidades ya que la reacción comenzará recién a las 6–10 semanas (según la temperatura y la humedad) y el material en las cavidades será absorbido por la mampostería. Los materiales a base de resina sintética y de caucho consisten de varias componentes como son impregnantes, resinas especiales, resinas naturales, aceites sintéticos. Gracias al equilibrio de las materias crudas son resistentes a la acción de las sustancias ácidas o alcalinas como son los nitratos, sulfatos, cloruros y otros, a la oxidación, a la degradación biológica, a los rayos UV y las heladas. Por lo tanto estos métodos son aplicables también en las regiones de alto grado de salinidad (zonas de las costas). Pero el material demuestra otras ventajas más: es microporoso, hidrofoblzante, no hay condensaciones, no se endurece y queda elástico en los capilares (las vibraciones u otros movimientos similares no causan nuevas grietas capilares). Las cantidades de material a aplicar predeterminadas garantizan un empapado total (impregnación). La técnica simple de taladros permite el uso de los ambientes sin interrupciones y sin la necesidad de modificar la construcción. El diámetro de los taladros para la inyección es sólo de 16 mm y por lo tanto no influye en la estática. Este sistema fácil de aplicar permite instalar una barrera horizontal de larga duración elaborada conforme al estado actual de la tecnología.

NOTA: Con respecto al tiempo de secado - no importa el procedimiento aplicado - cabe mencionar que la mampostería se secará en aprox. 1–1,5 cm del espesor del muro por cada mes.